La liquidación del Impuesto de Sucesiones de herederos no residentes en España

La liquidación del Impuesto de Sucesiones de herederos no residentes en España
2 and 5
Portada » Blog » Trámites » La liquidación del Impuesto de Sucesiones de herederos no residentes en España

 

En el artículo de hoy, nuestros compañeros de HEREDEM Cáceres ahondan en la liquidación del Impuesto de Sucesiones. Comencemos:

Ante los cambios sociales que se vienen produciendo en los últimos años con los movimientos migratorios existentes, y los cambios de mentalidad en la sociedad española, se ha convertido en cotidiano las situaciones de herederos que deben tramitar procedimientos hereditarios en territorios distintos al de su lugar de residencia habitual.

Equiparación fiscal

A respecto, y tras una Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 3 de septiembre de 2.014, se acomodó la legislación a efectos de abolir las diferencias en el trato fiscal entre los herederos residentes y los no residentes en España:

 “(sic)…77

En efecto, la normativa discutida considera en principio a los herederos o los donatarios, sean residentes o no residentes, como sujetos pasivos a efectos de la percepción del impuesto de sucesiones y donaciones sobre los bienes inmuebles situados en España.

Por tanto, no existe ninguna diferencia entre la situación objetiva de un residente y la de un no residente que pueda sustentar una diferencia de trato (véase, en este sentido, la sentencia Schumacker, EU:C:1995:31, apartado 37).

78

Además, cuando una normativa nacional coloca en el mismo plano a efectos del impuesto sobre sucesiones y donaciones a los residentes y los no residentes, o a los bienes situados en el territorio nacional y los situados fuera de éste, esa normativa no puede, sin crear discriminaciones, tratar de manera diferente en el marco del mismo impuesto a esas dos categorías de sujetos pasivos o de bienes en lo que atañe a las reducciones fiscales (véase, en este sentido, la sentencia Arens-Sikken, EU:C:2008:490, apartado 57).

79

En consecuencia, debe apreciarse que el Reino de España ha incumplido las obligaciones que le incumben en virtud del artículo 63 TFUE, al permitir que se introduzcan diferencias en el trato fiscal de las donaciones y las sucesiones entre los causahabientes y los donatarios residentes y no residentes en España, entre los causantes residentes y no residentes en España y entre las donaciones y las disposiciones similares de bienes inmuebles situados en territorio español y fuera de éste…”

Disposición Adicional Segunda de la Ley 26/2014

Al respecto se aprobó la Disposición Adicional Segunda de la Ley 26/2014, de 27 de noviembre, que adecua nuestra normativa a las directrices europeas, albergando uno de los supuestos más comunes que están concurriendo actualmente, el fallecido que ha sido residente en territorio español, y es titular de bienes en España; en primer lugar, se podría dar que c/ San Antón nº 6-1º B Tlf./Fax: 927-22-66-64 y 22-66-73 CACERES el/los heredero/s no residan en nuestro país, liquidando el tributo según la normativa española, y por el valor de los bienes /derechos que se encuentren en territorio nacional a fecha del fallecimiento.

En segundo lugar, para el supuesto que el heredero sea residente en la EU, se podría aplicar la normativa de la Comunidad Autónoma del domicilio habitual del causante en materia de sucesiones, y bajo las condiciones previstas legalmente sobre el establecimiento del domicilio habitual y sus prueba acreditativas.

Por otro lado, si los bienes del caudal relicto se encontraran todos fuera de España, y los herederos residieran en nuestro país, éstos liquidarían los impuestos españoles bajo la normativa autonómica aplicable (en su caso), pudiéndose deducir (según el país de referencia), lo abonado por el mismo concepto en el país extranjero.

Otros supuestos

Otros supuestos comunes en la actualidad son los fallecimientos de personas no residentes en España, quién teniendo bienes en nuestro país, debiendo liquidar, sea el heredero residente o no, los tributos autonómicos del lugar donde se encuentren sitos la mayoría de bienes y derechos del causante, con el valor y coeficientes previstos para cada tipo de bien.

Relacionado directamente con lo anterior, y a efectos prácticos, en el supuesto que los herederos no tengan nacionalidad española, o no estén provisto de documento de identificación fiscal, a la hora de liquidar el impuesto de sucesiones a través de Agencia Tributaria Estatal (por las circunstancias antes expuestas), es imprescindible que aquellos, bien de forma directa telemáticamente o bien mediante su representante acreditado, soliciten un “CIF provisional” ante el organismo oportuno mediante el Modelo 030, de declaración censal de alta en el Censo de Obligados Tributarios, para poder liquidar el tributo de forma oportuna, y más, cuando existe una herramienta telemática que facilita todas esas gestiones administrativas.

Para mas información sobre temas de extranjería, haga click aquí.

 

Si tiene cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con el derecho hereditario, estaremos encantados de atenderle tanto en nuestra sede central de Madrid como en el resto de España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contacta con nosotros