Portada » Abogado para Impuestos a la Herencia

 Abogados para el impuesto a la herencia

Impuesto de sucesiones y donaciones

Cualquier herencia lleva consigo la obligación de pagar este impuesto sobre sucesiones y donaciones. Este impuesto de herencia tiene que pagarse, en principio, en el plazo de seis meses desde que se produce el fallecimiento de la persona.

Debe tenerse cuidado con liquidar el impuesto donaciones dentro del plazo, pues pueden perderse beneficios fiscales (así, por ejemplo, en Aragón, Extremadura o Galicia).

Es interesante saber que puede solicitarse una prórroga de otros seis meses siempre que se haga antes de que transcurran cinco meses desde el fallecimiento de la persona. A este respecto es necesario saber que tal prórroga lleva aparejada la obligación de satisfacer el interés de demora. Son requisitos de la solicitud de prórroga de pago de este impuesto de donaciones el presentar la solicitud haciendo constar el nombre y domicilio de los herederos declarados o presuntos y su grado de parentesco con el causante cuando fueren conocidos, la situación y el valor aproximado de los bienes y derechos, los motivos en que se fundamenta la misma, y acompañarla de la certificación del acta de defunción del causante.

Ingreso de las cantidades correspondientes al impuesto de sucesiones y donaciones

Por una parte está el régimen de autoliquidación, el cual implica que es el propio interesado el que debe calcular cuánto tiene que pagar de impuesto de herencia e ingresarlo en la hacienda autonómica.

En algunas Comunidades autónomas el ingreso de los impuestos por herencia debe efectuarse obligatoriamente mediante la correspondiente autoliquidación. A tal efecto hay que rellenar los modelos oficiales correspondientes (de declaración y de autoliquidación —modelos 650 y 660) y efectuar el ingreso en la entidad de depósito que presta el servicio de caja o en alguna de sus entidades colaboradoras.

El régimen de autoliquidación del impuesto donaciones es obligatorio en las siguientes Comunidades Autónomas: Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Galicia, Murcia y Valencia.

Por otra parte está el régimen de declaración, donde es la Administración la que indica al interesado las cantidades que tiene que pagar de impuesto de impuesto de sucesiones y donaciones.

Lugar de pago del impuesto  de sucesiones y donaciones

La Administración competente a la que hay que presentar la autoliquidación o la autoliquidación es la del lugar donde el causante tenía su residencia habitual. Por lo que a qué se entiende por residencia habitual del causante hay que diferenciar entre lo que se entiende en las Comunidades Autónomas de régimen común y lo que se entiende en el País Vasco y Navarra.

En las Comunidades Autónomas de régimen común (todas salvo Navarra y País Vasco), se considera que el fallecido tenía su residencia habitual en el territorio en el que hubiere vivido más días en los últimos cinco años anteriores al fallecimiento. En el País Vasco y Navarra se considera que el fallecido tenía su residencia habitual en el territorio en el que había vivido un mayor número de días del año inmediatamente anterior al fallecimiento. Debe especificarse que cuando el causante residía en el extranjero, el impuesto donaciones debe pagarse al Estado español y no a la Comunidad Autónoma.


En SuperAbogado somos los mayores especialistas en impuestos a la herencia en España.

Puede hablar con nosotros llamando al 📞605 059 619 o vía mail en 📩info@super.abogado