Portada » Blog » Herencia familiar » Herencia padres hijos » El derecho del causante a Desheredar a un Hijo

El derecho del causante a desheredar a un hijo

A lo largo del artículo analizaremos si se puede desheredar a un hijo o como desheredar a un hijo. Nuestros compañeros en Zaragoza serán los encargados de dar luz a este asunto. Esperamos que sean de su interés.

¿Se puede desheredar a un hijo en España?: el derecho del causante.

Veamos cómo desheredar a un hijo en España: La competencia para legislar en materia civil aparece recogida en el artículo 149.1.8ª de la Constitución Española de 1978. En su virtud, corresponde al Estado ejercerla, sin perjuicio de la facultad de aquellas Comunidades Autónomas con Derecho Civil propio de conservarlo, modificarlo y desarrollarlo.

Entre ellas, se encuentra Aragón, cuyas Cortes hicieron uso de tal facultad, dando como resultado vigente el actual Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo, del Gobierno de Aragón, por el que se aprueba el Código de Derecho Foral de Aragón (en adelante, CDFA).

Ello supone la coexistencia de tal norma con el Real Decreto de 24 de julio de 1889 por el que se aprueba el Código Civil (en adelante, CC), teniendo esta última carácter supletorio en las Comunidades Autónomas que hayan ejercido la mencionada facultad.

En consecuencia, ante un mismo supuesto, las consecuencias jurídicas pueden variar, dependiendo del punto de la geografía española en el que nos encontramos. En Aragón, son especialmente destacadas las diferencias que se producen, respecto del CC, en materia de sucesiones.

Como desheredar a un hijo en España: relaciones de parentesco

Las relaciones de parentesco producen una multitud de efectos jurídicos, con independencia de la Comunidad Autónoma en la que nos encontremos y, en consecuencia, del Derecho Privado que resulte de aplicación. Uno de ellos es el derecho de los parientes a suceder y a designar los sucesores de su haber hereditario entre los mismos.

Sin embargo, existe otro importante derecho a tener en cuenta y que produce distintas consecuencias jurídicas en función de la Comunidad Autónoma que regula la materia: el derecho a la desheredación.

Podemos definir tal derecho como la privación de la cuota de la herencia que le correspondería a un heredero en otro caso y de la que el causante deja constancia en su testamento.

En este sentido, tanto el CC como el CDFA establecen que la desheredación exige causa legal, cierta y expresada en el testamento —o, en el caso específico de Aragón, en el pacto sucesorio, o en el momento de ejecutar la fiducia— (arts. 848 y 849 CC y art. 509 CDFA) y que si el desheredado niega su certeza, su prueba corresponde a los demás herederos (art. 850 CC y 509 CDFA).

Especialmente controvertida es la desheredación de legitimarios, que son aquellos parientes a los que la ley reserva una porción de los bienes del causante, de manera que éste no puede disponer de otra forma sobre los mismos.

Causas para la desheredación de un hijo: el Código Civil español

En lo relativo al régimen del CC, los hijos del causante son legitimarios de primer orden, conforme al artículo 807. La legítima que les corresponde consiste en dos terceras partes del caudal hereditario (art. 807), de las cuales una, denominada mejora, puede ser atribuida por el causante a hijos o descendientes (art. 808).

Conforme al artículo 813, el testador solamente puede privarlos de la legítima por las causas que establece la ley, que dan lugar a las causas de desheredación. Las concernientes a los hijos están previstas en los artículos 852 y 853 y dejan de regir en caso de reconciliación entre los afectados (art. 856).

Así, las causas de desheredación son las propias de la incapacidad por indignidad para suceder, así como haber negado los alimentos al padre o ascendiente que le deshereda, sin motivo alguno y haberle maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra.

De esta manera, la desheredación sí tiene importancia y es operativa en el régimen del CC como vía para privar a un heredero forzoso de la legítima que la ley le atribuye.

Causas de desheredación según el Código del Derecho Foral de Aragón

La pregunta concreta sería: ¿Se puede desheredar a un hijo en Aragón?

Por cuanto atañe al régimen del CDFA, solamente son legitimarios los descendientes del causante, de cualquier grado (art. 486), aunque sus hijos lo son de grado preferente (art. 488). La legítima que les corresponde, denominada colectiva, consiste en la mitad del caudal hereditario y, como particularidad respecto del régimen del CC, es válida siempre y cuando se atribuya a los legitimarios, entre todos o a uno solo, igual o desigualmente.

Por lo tanto, en Aragón no es necesario desheredar a un hijo para que éste no reciba la legítima, pues a diferencia de lo establecido en el CC, no es necesario dividir la legítima entre tantas partes como hijos tenga el causante.


🔔 ¿Dudas sobre desheradación? Póngase en contacto con nuestros abogados especialistas en desheredar a un hijo a través del teléfono 605 059 619


Como desheredar a un hijo: la exclusión

Antes de analizar la desheredación, es preciso realizar un breve apunte acerca de la exclusión. Se trata de una institución por la que el causante puede excluir a los legitimarios de grado preferente de la legítima, aunque no concurran los requisitos de la desheredación y sin alegar causa alguna (artículo 512 CDFA), siempre que tal exclusión se realice mediante una declaración de voluntad —de esta forma se diferencia de la mera omisión de los herederos forzosos. Los afectados tienen derecho a reclamar la legítima colectiva frente a terceros, en el caso de que ésta se haya visto lesionada.

Causas de desheredación

Las causas de desheredación son las siguientes: las de indignidad para suceder, haber negado, sin motivo legítimo, alimentos al ascendiente que le deshereda, haberle maltratado de obra o injuriado gravemente, así como a su cónyuge si es ascendiente del desheredado, y haber sido judicialmente privado de la autoridad familiar sobre descendientes del causante por sentencia fundada en el incumplimiento del deber de crianza y educación (art. 510).

Ante la concurrencia de alguna de ellas, el desheredado pierde la condición de legitimario y de las atribuciones que le corresponderían como tal, salvo las voluntarias posteriores a la desheredación (art. 511). De la misma manera, si el hijo desheredado es el único legitimario, se extingue la legítima colectiva.

Tipos de desheredación

En Aragón hay dos tipos de desheredación. En primer lugar, la no intencional. Ésta se produce cuando la causa de la desheredación (o de la exclusión) es errónea. Si es determinante, se aplican las mismas consecuencias que en la preterición no intencional, en virtud del artículo 514 CDFA. Si no lo es, se tiene por no puesta.

En segundo lugar, la absoluta intencional, en la que el causante tiene la intención de privar al legitimario desheredado de todo derecho sucesorio y así lo establece expresamente. También se ve privado de su derecho sobre la sucesión legal y de la acción derivada de la lesión a la legítima colectiva.

Si solamente existe un solo legitimario, rige una norma especial: éste tiene derecho a suceder por ley y a ejercitar la citada acción en defensa de la legítima frente a terceros. Asimismo, si la desheredación afecta a un descendiente del causante con sus propios descendientes, éstos tienen derecho a la sucesión legal del causante que desheredó a su ascendiente, así como al ejercicio de la citada acción.

Es precisamente este último supuesto el que reviste relevancia a efectos de la desheredación en Aragón, pues es el único caso en el que ésta existe propiamente. Cuando existe solamente un descendiente del causante, le corresponde a él la legítima en su totalidad. Por lo tanto, para privarle de ella ha de existir una causa de desheredación.

Desaparición de la legítima

Con ella, expresada conforme al CDFA, desaparece la legítima y todo el caudal es de libre disposición para el causante. Así lo recoge la Sentencia de la Audiencia Provincial de Zaragoza nº 497/2010, de 9 de noviembre (nº de recurso: 373/2010): “Porque en Aragón la desheredación individual ofrece unas peculiaridades derivadas de la circunstancia de la falta de una legítima propia reservada a cada legitimario. De manera que la misma sólo tiene un verdadero sentido cuando se desheredan a todos los legitimarios, dado que la legítima es colectiva.

Por eso el art. 198.3 LS previene para la exclusión absoluta, a la que, como ya hemos dicho, queda parificada la desheredación colectiva, que todos los legitimarios conservarán el derecho a suceder abintestato (cuando no hay institución de heredero) y a reclamar la legítima colectiva frente a terceros, y ello cuando exista lesión de la misma”.

En conclusión, en Aragón sí podemos encontrarnos con casos de desheredación.


Seguramente también esté interesado en nuestro apartado de herencias de padres a hijos.

En SuperAbogado contamos con los mayores abogados especialistas en desheredar a un hijo en España. Puede hablar con nosotros llamando al 📞605 059 619 o vía mail en 📩info@super.abogado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.