Primeros pasos para la correcta gestión de una herencia

Primeros pasos para la correcta gestión de una herencia
13 and 5
Portada » Blog » Herencias » Primeros pasos para la correcta gestión de una herencia

 

Nuestros compañeros de Heredem Alicante comparten hoy con todos nosotros un texto orientado a explicar cuáles son los primeros pasos a seguir para la correcta gestión de una herencia.

correcta gestión de una herencia

Declaración ab intestato

En primer lugar, antes de analizar los trámites necesarios a efectuar tras un fallecimiento, queremos poner de manifiesto que cabe la posibilidad de que exista testamento o que no se haya otorgado.

Siendo así, el primer paso en caso de que el fallecido no hubiese otorgado testamento, es acudir al Notario y efectuar lo que se conoce como “declaración ab intestato”, es decir, una declaración de herederos legales.

En esa acta notarial, aquellos que se consideran herederos, se identifican como tal y deben acudir allí con dos testigos que efectivamente acrediten ser quienes dicen ser. Posteriormente, se debe dejar transcurrir 20 días hábiles por si terceras personas se presentaran y dijeran que también tienen derechos sobre la herencia.

Una vez transcurrido este plazo, el Notario declarará quienes son las personas que tienes derecho, por haberlo acreditado, a heredar los bienes del difunto.

Documentación

Una vez efectuado este trámite y transcurrido el plazo establecido, en ambos casos, tanto si existe testamento como si no, se debe recabar una serie de documentos:

  • Certificado de defunción.
  • Certificado de últimas voluntades.
  • Copia del testamento o bien de la declaración de herederos legales.
  • Extracto de saldos bancarios.
  • Efectuar una relación de bienes y obligaciones del fallecido, obteniendo en este caso escrituras de bienes inmuebles, seguros de vida, etc.

Llegados a este punto cabe exponer que los herederos pueden o no aceptar la herencia, ya que puede suceder que el difunto tenga más deudas que bienes y a los herederos no les interese aceptarla.

Renuncia a una herencia

En caso de que quieran renunciar, deben hacerlo de forma expresa ante el notario. No cabe realizarlo de forma tácita, es decir, sin decir nada.

En cambio, la aceptación sí puede ser tácita; es decir, que se entendería que acepta la herencia aquel que efectúa acciones o trámites que se entienden que sólo los realizaría aquel que fuera heredero y lo aceptara como tal, por ejemplo, vender bienes del difunto.

Dicha aceptación puede ser pura y simplemente o a beneficio de inventario.

La primera de ellas, significa aceptar toda la herencia tal cual, es decir, que si existen deudas que superan incluso el activo de lo que disponía el difunto, el heredero/herederos responderán también con su propio patrimonio y sin limitación alguna.

Aceptación a beneficio de inventario

La segunda, es decir, la aceptación a beneficio de inventario, significa que igualmente el heredero o herederos responden de las deudas, pero únicamente con los bienes que hereden, es decir, que nunca se verá afectado su propio patrimonio.

Una vez se ha procedido a decidir la forma de su aceptación, los herederos deben abonar el impuesto de sucesiones en atención a lo que disponga la comunidad autónoma donde el fallecido tenga sus bienes.

El plazo para efectuar este pago es de 6 meses desde la fecha en que se produce el fallecimiento, pero en caso de que el mismo no pueda pagarse, puede solicitarse un aplazamiento e incluso un fraccionamiento del pago para hacer más cómoda la satisfacción del impuesto.

En caso de que se encuentre con dudas sobre como llevar a cabo una correcta gestión de una herencia, no dude en asesorarse con un experto en la materia que le guíe a lo largo de todo el procedimiento y le resuelva las dudas e inconvenientes que puedan surgir, como es el caso de HEREDEM Abogados.

Si le ha gustado este artículo, probablemente le guste también este otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contacta con nosotros