Herencias de extranjeros en España y de españoles en el extranjero.

Derecho Internacional Privado

Los profesionales de Heredem Abogados le desgranamos todo lo relacionado con las herencias de extranjeros en España, así como la de españoles en el extranjero.

Trataremos entre otros asuntos qué tribunales resolverán los litigios sucesorios en el apartado dedicado a la `competencia judicial internacional´ y qué ley que se aplicará al litigio sucesorio en el apartado referido como `ley aplicable´, en un asunto de sucesiones de un ciudadano nacional de un país de la Unión Europea que haya vivido en un país distinto al que es nacional, aunque sea fuera del espacio comunitario.

  • Competencia judicial internacional

-¿Es necesario que el litigio sucesorio esté vinculado con la Unión Europea para que los órganos judiciales de los Estados Miembros tengan competencia judicial internacional?

Sí, para que el litigio sucesorio pueda ser ventilado por un órgano judicial de un Estado Miembro de la Unión Europea es necesario que exista un vínculo estrecho y sustancial con la Unión Europea.

¿Cuáles son los foros de competencia judicial internacional?

Los foros de competencia judicial internacional recogidos por el Reglamento Europeo 650/2012, de sucesiones y de creación del certificado sucesorio europeo son, por orden jerárquico:

1º) Foro de la nacionalidad del causante, previsto en el artículo 7 de dicho Reglamento.

Para que este foro entre en juego deben haberse elegido dicho foro por el causante.

2º) Foro de la residencia habitual del causante en el momento de su fallecimiento, establecido en el artículo 4 del Reglamento Europeo sucesorio.

Este foro entra en juego si no no concurriera el foro anterior de la nacionalidad del causante.

3º) Foro del lugar de situación de los bienes de la herencia, conforme al apartado 1 del artículo 10 del Reglamento Europeo Sucesorio:

Este foro entra en juego cuando no concurran ni el foro de la nacionalidad ni el foro de la residencia habitual. Además, para que se active la

competencia del tribunal en virtud de este foro deben concurrir  “factores extra de vinculación” como es que el causante hubiera tenido previamente su residencia habitual en el Estado miembro de situación de los bienes, siempre que no hayan transcurrido más de cinco años desde el cambio de dicha residencia.

4º) Foro del lugar de situación de los bienes de la herencia.

Previsto en el artículo 10.2 del Reglamento Europeo Sucesorio, y que para su activación no debe concurrir ningún foro de los tres anteriores.

5º) Foro de necesidad

Establecido en el artículo 11 del Reglamento Europeo Sucesorio, conforme al cual cuando ningún tribunal de un Estado miembro sea competente con arreglo a los otros foros, los tribunales de un Estado miembro podrán resolver, en casos excepcionales, sobre la sucesión. Para que el tribunal se pueda declarar competente con base en este foro, se deben de dar además estas dos condiciones:

*Que resulte imposible o no se pueda razonablemente iniciar o desarrollar el proceso en un tercer Estado con el cual el asunto tuviese una vinculación estrecha.

*Que el asunto sucesorio tenga una vinculación suficiente con el Estado miembro del tribunal que vaya a conocer de él.

  • Ley aplicable a las herencias de extranjeros en España

¿Cuál es la Ley aplicable a una sucesión en un Estado Miembro de la Unión Europea?

En los Estados Miembros de la Unión Europea se aplica el Reglamento Europeo Sucesorio, el cual es aplicable a las sucesiones de las personas que hayan fallecido a partir del día 17 de agosto de 2015.

La determinación de cuál va a ser la normativa que se va a aplicar a las herencias se encuentra en los artículos 20 a 22 del Reglamento Europeo Sucesorio.

La ley aplicable a la herencia de las personas que fallezcan en un Estado Miembro será la de su residencia habitual en el momento de fallecer.

Criterio

Este criterio ha cambiado con respecto al criterio de nacionalidad que conforme al Código Civil español se venía aplicando. Pensemos en el caso, enormemente frecuente, de ingleses británicos que tienen residencia habitual en España, como por ejemplo en Andalucía, que es un territorio en el que aplica el derecho común. Hasta ahora, a estos nacionales británicos les era aplicable la legislación inglesa de sucesiones, que como es sabido no tiene legítimas de obligado cumplimiento. Pues ahora se les va a aplicar la ley española de derecho común, con sus tercios de legítima, mejora y libre disposición y demás normativa, por tener su residencia habitual en España.

Esto puede inevitablemente chocar con las disposiciones testamentarias que hubiera otorgado esta persona en uso de su total libertad de testar, con la previsible sorpresa de los herederos. Con este panorama se están dando situaciones que, aunque jurídicamente tienen explicación, resultan ininteligibles para un ciudadano medio. Así, un matrimonio inglés, por seguir con el mismo ejemplo en cuanto a la nacionalidad, que tiene su residencia habitual en Almería y que han hecho testamento nombrándose recíprocamente herederos, y no a los hijos, se encontrarían ahora con que nada menos que dos tercios de su herencia, los de legítima y mejora, tendrían que ser adjudicados a sus hijos y además de manera obligatoria.

¿Tiene excepciones la aplicación del criterio de la ley de residencia habitual?

Sí, tiene dos excepciones, las cuales pasamos a detallar.

La primera se establece en el artículo 21.  De forma excepcional, si resultase claramente de todas las circunstancias del caso que, en el momento del fallecimiento, el causante mantenía un vínculo manifiestamente más estrecho con un Estado distinto del Estado del que era residente habitual cuya ley 1, la ley aplicable a la sucesión será la de ese otro Estado. Este criterio es para casos muy concretos como el del trabajador que se encuentra residiendo habitualmente en un país por motivos de trabajo pero tenga su familia y todos sus intereses en el país del que es nacional.

La segunda excepción está prevista en el artículo 22 y permite al testador elegir la ley aplicable. De esta forma cualquier persona podrá designar la ley del Estado cuya nacionalidad posea en el momento de realizar la elección o en el momento del fallecimiento, previendo de forma expresa  por tanto que sea la ley del Estado de su nacionalidad en el momento de otorgar el testamento y no la ley de su residencia habitual la que se aplique para regular su herencia.  Por lo demás, una persona que posea varias nacionalidades podrá en cualquier caso elegir la ley de cualquiera de los Estados cuya nacionalidad posea en el momento de realizar la elección o en el momento del fallecimiento.

¿Qué se entiende por “residencia habitual” conforme al Reglamento?

Hay que reseñar que no está del todo claro. Ni siquiera el Reglamento ofrece una definición del mismo. Tampoco existe homogeneidad en todos los países que integran la Unión. Esta laguna puede plantear problemas así como, en muchos casos, pleitos, y dificultades a la hora de formalizar en un documento público las herencias afectadas por este Reglamento, cuando entre los interesados en una herencia no exista un consenso acerca de cuál había sido la verdadera residencia del fallecido.

¿A qué ciudadanos alcanza a aplicar la normativa del Reglamento?

El Reglamento 650/2012 alcanza a nacionales tanto de países de la Unión Europea, como de fuera de la misma. Por tanto, también afecta a los españoles que residan fuera del territorio de la Unión Europea, de forma que si un nacional español reside habitualmente en Japón, por ejemplo, la ley aplicable a su herencia sería la de este país.

Dinamarca, Reino Unido e Irlanda no lo aplican, pero sí es de aplicación a los nacionales  daneses, británicos e irlandeses cuando estos residan habitualmente en cualquier país de la Unión Europea.

Para mantenerse al día con todas las materias jurídicas relativas a sucesiones que puedan ser de su interés, consulte con asiduidad el Blog de HEREDEM Abogados.

Agradecemos sus comentarios a esta entrada de blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contacta con nosotros